De la ilegalidad a la legalidad, la marihuana medicinal una esperanza para Colombia

De la ilegalidad a la legalidad, la marihuana medicinal una esperanza para Colombia

Durante décadas campesinos cultivaron de manera ilegal la marihuana para asegurar un sustento a sus familias. Desde la aprobación del Cannabis Medicinal por el Congreso de Colombia en 2016 y desde su reglamentación en 2017, una oportunidad de cultivar de manera legal se abre para los trabajadores y trabajadoras del campo.

Cooperativas de cultivadores una estrategia de organización prometedora

 En regiones como el Cauca, donde se han cultivado alrededor de 50% del cannabis en Colombia se han comenzado a crear cooperativas como Caucannabis, destinada a la asociación de productores quienes al estar agrupados pueden contar con beneficios de negociación por volumen y asesoría técnica. Ésta cooperativa se encuentra produciendo ya cremas, ungüentos, tintes, geles y comestibles. Se trata de una experiencia exitosa para la comunidad de Toribio que además ha comenzado un proceso de asesoría y de investigación con la Universidad Nacional de Colombia.

 El paso de éstos cultivos de ilícitos al comercio legal significa una esperanza para ésta y muchas otras regiones de Colombia que han sufrido ampliamente los horrores de la guerra y que pueden ahora ver reconocida su experticia en el conocimiento de éstos cultivos, pero a partir de ahora, con fines terapéuticos y científicos. Las comunidades van a poder sentirse valorizadas de contribuir al tratamiento de enfermedades como el la esclerosis, el glaucoma y el dolor crónico. Van a ver sus cultivos ser comercializados de manera legal y sin el estigma social y el costo en violencia que acarreaba éste cultivo en el pasado.

También se benefician los pacientes en Colombia

De la ilegalidad a la legalidad, la marihuana medicinal una esperanza para Colombia El acceso a medicamentos basados en el cannabis estaba restringido casi en su totalidad en Colombia. Las personas debían realizar preparaciones artesanales para poder acceder a sus beneficios paleativos o curativos.

 Desde el cambio aportado por la Ley de 2016, la población de Colombia va además poder beneficiarse de medicamentos que ya se encuentran reconocidos por la ciencia, entre ellos varios destinados al mejoramiento de la calidad de vida de pacientes en fases terminales o sufriendo los efectos de la quimioterapia.

 Con la nueva legislación, 5 compañías internacionales han obtenido licencias de producción y comercialización de productos y se espera que éste nicho se amplíe en el futuro próximo. Además de los productos para aliviar los síntomas de la esclerosis en placas, las colombianas y los colombianos podrán beneficiar de tratamientos para el dolor, la inflación e incluso podrán probar los múltiples productos cosméticos disponibles en otros países.

Dejar un comentario