Colombia sigue la tendencia Latinoamericana de legalizar la marihuana medicinal

Colombia sigue la tendencia Latinoamericana de legalizar la marihuana medicinal

Después de Uruguay, Chile, Puerto Rico, Colombia se convirtió  en el cuarto país en legislar de manera positiva para el uso del Cannabis medicinal, seguido de Argentina.  El Congreso de la República de Colombia se pronunció a favor de la comercialización y uso medicinal de ésta planta, así como del uso para la investigación científica.

En 2015 un decreto expedido por el Gobierno habría dado un primer paso en esta dirección, pero fue hasta 2016 que la sanción se produjo, implicando al Estado como responsable de la regulación y control de la planta en el territorio Colombia.

Una oportunidad económica en el postconflicto

Esta decisión, controvertida por algunos viene, a ponerse en marcha justo en el periodo de post-conflicto en el que se requiere una alternativa a los cultivos ilícitos. El valor económico de este nicho se estima en cerca de dos mil millones de dólares anuales.

La ley prevé el otorgamiento de licencias de fabricación de derivados, semillas, cultivo de cannabis psicoactivo y cultivo de cannabis no psicoactivo. La Ley fue reglamentada por el decreto 613 de 2017

en el que se establecen los parámetros de producción y comercialización de los artículos provenientes del cannabis

Sólo para uso medicinal, no recreativo
La legalización varia en cada país, mientras en Uruguay se regularizo el uso recreativo y el autocultivo, en los otros países, incluido Colombia, se habla más bien de usos medicinales y de investigación científica. Esto quiere decir que se deben respetar reglas y condiciones para el cultivo y la comercialización de la marihuana en estricto cumplimiento de los fines médicos y científicos que han sido convenidos en la Ley y sus decretos.

Se trata de un paso importante en el proceso de descriminalización del uso del Cannabis, que es legal hace varias décadas en otros países como España, Holanda, algunos estados de Estados Unidos y que es ampliamente utilizado para tratamientos médicos importantes como la esclerosis en placas, el glaucoma y para aliviar los dolores y nauseas de personas en tratamientos con quimioterapia, para nombrar solo algunos.

Siendo Colombia un país productor de Cannabis durante décadas, se convierte ésta en una oportunidad para que el país desarrolle su potencial de investigación y explore otras fuentes de recursos y empleo desde el desarrollo legal. El Cannabis ha sido estudiado para el tratamiento de mas de 20 enfermedades y sus propiedades se anuncian prometedoras para el tratamiento del cáncer. Las universidades y laboratorios del país pueden apostarle ahora al conocimiento y desarrollo en ésta prometedora materia.

 

Dejar un comentario